Depresión Infantil

Depresión infantil: Maltratos y situaciones de estrés

Normalmente los niños sufren de depresión infantil en situaciones de maltrato. En estudios realizados en Estados Unidos indican que el 5% de los niños y adolescentes de la población en general padece de depresión en algún momento de su vida. Los niños que son propensos a la depresión infantil son aquellos que están bajo mucha presión y tensión y también aquellos que tienen dificultades en el aprendizaje, es normal que se presente en algunas familias determinadas pero lo más común es que estos niños sean victimas de maltrato de algún tipo.

Depresión Infantil

Depresión infantil: Síntomas y causas

  • Mucha tristeza, lloriqueo constante y llanto excesivo.
  • Pensamientos o expresiones suicidas y comportamiento autodestructivo.
  • Desesperanza.
  • Aburrimiento constante y falta de energía.
  • Falta de interés en actividades que antes eran sus favoritas.
  • Falta de apetito o de lo contrario apetito insaciable.
  • Quejas continuas de dolor de cabeza y estómago.
  • Concentración deficiente.
  • Deterioro en los estudios y ausencias frecuentes a la escuela.
  • Aislamiento social y casi ninguna comunicación con los demás.
  • Problemas para relacionarse con niños de su misma edad.
  • Ataques de rabia.
  • Alta sensibilidad al rechazo y al enojo.

 

 

  • La depresión infantil  se manifiesta con un extremado ánimo decaído y su negatividad para todas las cosas que sucedan.
  • Las causas pueden ser personales (niños con personalidad pesimista), otras pueden ser la edad del niño. Entre ellas pueden ser la ausencia de la persona que le cuidaba siempre o desatención de lo que necesita. Otras causas de la depresión infantil pueden ser las constantes peleas de los padres, el divorcio de ellos, conflictos en la escuela, peleas con niños de su edad. Todas estas situaciones pueden conducir al niño a una depresion infantil.

 

Depresión infantil: Tratamiento

 

 

El tratamiento de la depresión infantil es individualizado porque cada caso es único especialmente en la edad y etapa de desarrollo que se encuentre el niño.  Los padres además deben estar completamente involucrados e intervenir en el aspecto familiar, social, escolar. Por lo general los tratamientos están divididos en fase aguda y fase de mantenimiento. El tratamiento de la depresión infantil en la fase aguda incluye: Psicológicos, farmacológicos y la combinación de ambos.

Las terapias psicológicas más usadas en la depresión infantil son:

  • Cognitivo-conductual.- Ayuda al niño a tener una mejor visión de la vida y  su alrededor.
  • Conductual.- Modifica o ayuda a arreglar conductas y entrena en el manejo adecuado de situaciones.
  • Psicodinámica.- Ayuda a recuperar el autoestima y el amor propio.

 

También existen tratamientos farmacológicos para la depresión infantil, que ayudan en casos extremos y de urgencia, estos son:

  • Antidepresivos Tricíclicos.- Se requieres mediciones de la tensión arterial y frecuencia cardíaca antes de utilizarlo.
  • Los inhibidores selectivos de la re-captación de serotonina ISRS.- Estos son los que más se utilizan últimamente por su gran eficacia y bajo perfil de efectos secundarios, sólo se debe aplicar una vez al día.
  • El tratamiento combinado.-  Esto incluye fármacos y terapias psicológicas, y es 100% demostrado que es lo más adecuado hacer para combatir la depresión infantil. Pero sobre todo el amor y muestras de cariño pueden ayudar a tu niño a sentirse más seguro de sí mismo y tener la confianza de hablar de las cosas que le molestan. Si tienes la confianza de tu hijo, la superación de la depresión infantil será más que rápida

3 comentarios

Trackbacks y pingbacks

  1. […] es producido por algún hecho significativo, sino por el aprendizaje a una edad temprana. Algunos niños usan este tipo de recurso para atraer la atención y cariño de sus padres o familiares pero […]

  2. […] entre los tipos de depresión, es muy común en la madre la depresion post-parto, tras el nacimiento de su bebé. Puede ser, bien porque el hijo no fue deseado o porque no es […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*