Depresión Reactiva

Depresión reactiva: Síntomas y causas circunstanciales

El nombre científico de la depresión reactiva  es: “Reacción al estrés grave y trastornos de Adaptación”. Este trastorno se presenta con síntomas depresivos y de ansiedad, y se debe a un factor psicológico o social transcurrido como la muerte de un ser querido (familiar, amigo), la pérdida del trabajo, el bajo rendimiento en los exámenes y clases de la Universidad, entre otros más, que pueden desencadenar perfectamente una depresión reactiva.

 

Depresión Reactiva

 

Depresión reactiva: Causas

  • La depresión reactiva es producida por la vulnerabilidad psicológica o biológica, pero la causa de mayor gravedad es la pérdida de alguien muy querido, especialmente de un hijo, una madre, un padre, un abuelo, una abuela, una pareja, etcétera.

 

Depresión reactiva: Síntomas

  • Los síntomas en la depresión reactiva son tantos físicos o somáticos así como psicológicos. Entre los síntomas psicológicos se encuentran los sentimientos de angustia, depresión, falta de sueño, sensación de incapacidad, inseguridad, irritabilidad, negatividad, aislamiento, ansiedad, o bien una mezcla total de todos los sentimientos nombrados anteriormente, etcétera. Y entre los síntomas físicos o somáticos se encuentran la sudoración, cefalea, taquicardia, palpitaciones, problemas digestivos (diarrea).

 

Depresión reactiva: Diagnóstico

  • Esta se establece y se reconoce a partir de los síntomas clínicos que el doctor especializado te haga,  te harán pequeñas pruebas en las que inmediatamente se manifestará el mal que aqueja tu mente.

 

Tratamiento de la depresión reactiva

  1. Tratamientos farmacológicos.
  2. Tratamientos cognitivos.
  3. Tratamientos conductuales.

 

El tratamiento cognitivo conductual puede ayudarte mucho en tu recuperación, y los objetivos que se quiere lograr con este tratamiento son los siguientes:

  • El aprender a evaluar las situaciones relevantes de forma real.
  • El aprender a prestar atención a todos los datos existentes en diferentes situaciones.
  • El aprender a formular explicaciones que tengan sentido para el resultado de las interacciones.
  • El poner a prueba los supuestos irracionales desadaptivos los que hacen que te comportes de manera no normal.
  • En principios del tratamiento se aplican técnicas conductuales para acercarse al nivel de funcionamiento que tienes como paciente ante la depresión.

 

Depresión reactiva: Conclusiones

Muchas personas que sufren de la depresión reactiva no se pueden recuperar debido a que su familia y amistades no les brindaron la ayuda necesaria o no supieron interpretar los síntomas. Se debe tener mucho cuidado y estar alerta por las amenazas de suicidio que siempre deben ser tomadas como casos de emergencia y seriedad.

La gravedad y tipo de los síntomas determinarán el tratamiento, los estimulantes y antidepresivos también son un recurso eficaz para casos extremos por supuesto siempre acompañado de la psicoterapia. Si la depresión reactiva está acompañada de ansiedad es recomendable tomar tranquilizantes. Y si el riesgo de suicidio es alto es mejor el ingreso del paciente que padece la depresión a un hospital donde puede estar vigilado y donde se puede tener un mejor control de sus cambios de ánimos y ver más de cerca sus síntomas con lo cual será más fácil hacer el tratamiento y la receta médica.

Hay que tener mucho cuidado también con la ingesta de los medicamentos que son recetados por el médico para el tratamiento de la depresión reactiva , estos deben tomarse son responsabilidad y sumo cuidado para no tener problemas de adicción en el futuro.

2 comentarios
  1. Rafael romero Gamero
    Rafael romero Gamero Dice:

    Me llamo Rafael y perdí mi casa y ahora mi trabajo mi hijo roba y del otro ni OS lo cuento ,los pensamientos ,las ideas,la forma de comer de mi mujer,mi suegro no me quería, contesto mal todo el día enfadado,mi mujer no me entiende,e ido al psicólogo, y me ha dicho que tengo depresión reactiva,y mi mujer no me entiende que hago donde voy.

    Responder
    • admin
      admin Dice:

      Mira, Rafael. Primero de todo tienes que buscar un sitio donde puedas estar solo y poder reflexionar sobre todo esto que cuentas. Por la manera que escribes, creo que necesitas serenarte y quizás harías bien en ponerte en manos de un psicoterapeuta. Los hechos y circunstancias de tu vida te han superado y es lógico. Primero hay que serenarse y buscar si es normal que estés así o bien pudiesen haber causas que ahora no ves que no te permiten disponer de serenidad para afrontar todo este embrollo.
      Escríbeme cuando quieras.
      Un abrazo, Rafael. ¡Muchos ánimos!

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*