Depresión y Factor Social

Depresión y factor social: La vida y nuestra sociedad.

Me ha llamado la atención este artículo que refleja perfectamente la gran importancia que tiene el factor educativo a la hora de valorar las posibles causas de la depresion. Es cuando uno se da cuenta de la depresion y factor social.


Sin duda, la sociedad occidental individualista favorece claramente el estancamiento personal y de ahí a la depresion, sólo hay un pequeño paso, por no hablar del problema de la drogadicción que aumenta de manera alarmante en dicha sociedad.

Depresión y factor social: ¿Hacia dónde nos dirigimos?

Y yo me pregunto: ¿A dónde nos dirigimos? ¿Hasta qué punto somos víctimas de los intereses corporativos? ¿Serán estos factores las auténticas causas de la enfermedad de la depresión? ¿La depresión es realmente una enfermedad, o son síntomas de una sociedad profundamente enferma? Aquí voy en mi reflexión sobre la depresion y factor social.

 

Preguntemos a los antropólogos cuántas personas con depresión hallaron en sus estudios de campo que llevan a cabo en sociedades tribales.

¿Nos estamos dando cuenta realmente de estos factores, antes de diagnosticar “depresión” a los pacientes? ¿Estamos analizando en profundidad las causas de la depresion?

Evidentemente, ni los psiquiatras ni los psicólogos y psicoterapeutas en general tienen la culpa de estos factores y si bien lo ideal sería atacar el problema de raiz, dichos terapeutas se ven obligados a poner “parches” con carácter urgente a ciertas vidas insulsas, absurdas y sin sentido, fruto de este estilo de vida que tanto “nos gusta” en occidente y que encima todo el planeta tiende a imitar. Pero no escribo este artículo para llevar a cabo una crítica social, no…este no es un “artículo-denúncia”, ya existen muchos artículos de carácter reinvindicativo referentes a muchas temáticas sociales. Escribo este artículo porque me da la impresión de que estamos “etiquetando” como enfermedades a algunas conductas humanas poco saludables, sin ser conscientes de las causas reales de dichas conductas, o… pero qué digo…¿sin ser conscientes? No,no, perdón, me he equivocado de enfoque, quería decir: sin mirar de frente a las causas que ya conocemos, pues seguramente, la impotencia que experimentamos delante esta disyuntiva” socio-mental”, no nos permite proclamar a los cuatro vientos que en la actualidad, el ser humano está viviendo la mayor paradoja existencial de la historia.

Depresión y factor social: ¿Cómo manejar este factor?

¿Psicología? ¿Antropología? ¿Sociología? Da igual qué herramientas utilicemos, la verdad auténtica está en el candelero y muchos lo sabemos. La cuestión es: ¿Qué podemos hacer? O mejor dicho: ¿Podemos hacer algo diferente a lo que se está haciendo cada día? Y también me preguntaría (je, hoy estoy muy preguntón): ¿Nos van a dejar hacerlo?

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*